La Débil Armadura De Asterión

Guardaría todo un firmamento de Estrellas

Dentro de sus zapatos,

Para que a cada huella que dejase

Pudiese dejar tu perfume

Y volver a él … y volver a ti … y poder perderse … para encontrarte

Guardaría una infinidad de puertas abiertas;

De ellas llaves en tus ojos,

De ellas cerraduras en tus labios.

Era todo su mundo.

Era tan inmenso que lo llevaba guardado en su bolsillo.

Sólo por la sensación de enmudecer

Al tocarlo entre sus manos … al sentir su tacto

Aquel Mundo que llevaba en su Alma

Aquel. A Aquel Mundo lo llamó con tu Nombre

Y era tan inmenso …

De ti naciera

De ti creciera

De ti aprendiera a latir

De ti despertó hecho fuego en medio del mar.

… de ti supo qué significaba Amar.

Tuvo él interminables noches

Buscando una Estrella Fugaz para gritarle …

… gritarle cuánto te quería …

Sus noches pasaría corriendo mientras descalzaba sus pies

Mientras descalzaba su piel sobre el recuerdo de tu voz

Para verla temblar

Para verla herida

Para verla erizada con tu calidez

Para verla fugaz como aquella estrella y pedirle un deseo

Para creer que es Amor su Amor, mi Amor … para creerte.

Lo que hacía desfallecer su corazón

Quebraría él todos sus sueños

De ellos no quería tus abrazos por temor a despertarse

Quiso, arrogante morar en los tuyos …

¿Cómo suplicar un eterno insomnio?

¿Cómo hacerte real en su mundo lleno de puertas

sin cerraduras …

de hermosos paisajes sin ventanas desde dónde contemplarte,

lleno de lágrimas en barcos de papel …

lleno de sonrisas con aroma a ti …?

Él curtido en las Guerras de Decelia

Fraguaba una derrota ante aquel sentir, ante tu mirada

Tibiaba un impetuoso corazón, ante tu palabra

Hilvanó así el destierro de su armadura

Hilvanó así un destino con sus manos desnudas … al que llamó Hogar.

Y tu amor dejaría asomar a su piel,

Y tu amor lo tocaría en sus ojos,

Y tu amor …

… lo vería en unos besos que jamás diera.

Alguien se dejó un libro en la mesa

de la cafetería. El camarero mientras

recogía las tazas de café de dos amantes;

como él intuyera durante su estancia, leyó

en su portada ya descuadernada y desgastada:

“… dónde quiera que vayas

iré contigo, mi amor …

siempre …”

 2014-05-01 02.28.58

Anuncios

3 pensamientos en “La Débil Armadura De Asterión

  1. Hermosa pasión cuando escribes.. Estraño tanto tus letras… Un beso y abrazo muy apretado mi querido amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s